Deportes

Getafe frena al Barcelona en el Camp Nou

Agencias
Getafe frena al Barcelona en el Camp Nou
publicidad

El Getafe visitaba al líder, y por todos es sabido el nivel de competitividad que ofrece el equipo de Bordalás sin importar el escenario ni el contexto. Por eso Valverde rotó lo menos posible, a pesar del gran esfuerzo realizado por sus hombres en Mestalla el pasado jueves. Pero de poco le sirvió.

No había hecho más que arrancar el partido cuando el Camp Nou se dio cuenta de que este no era un encuentro común, se notaba en el ambiente.

El cartel del Getafe era presión alta y no permitir absolutamente nada. Y una ocasión que dejaba en posición de uno contra uno a Amath fue desestimada por el asistente, que decretó un fuera de juego que no existía. No iba a ser todo coser y cantar en la Ciudad Condal.

Pasaban los minutos y los propios jugadores del Barça parecían desquiciarse. Messi no aparecía y no por demérito suyo, sino por el entramado defensivo inexpugnable que Bordalás plantó al borde del área. No dejaba espacios por el carril central, obligando a los culés a cargar su juego por las dos bandas y a sacar centros laterales, donde el Getafe se desenvuelve muy bien. Y las situaciones de peligro iban vestidas de amarillo, con largos envíos a la espalda de Yerri Mina y Lucas Digne que Ángel cazaba en carrera, y en alguna ocasión logró inquietar a la grada.

Ninguna ocasión para el Barcelona en el primer tiempo era significativo, un distintivo que denotaba la importancia que el Getafe le daba a este partido.

La segunda mitad comenzó igual, pero el desgaste tenía que hacerse notar tarde o temprano. El Barça se asentó en campo rival, y Coutinho probó en varias ocasiones desde lejos.

Pero fue en este segundo acto cuando iba a aparecer un actor que en el primer tiempo no había salido a escena: Vicente Guaita. Con sus paradas el de Torrent mantuvo vivas las esperanzas de un Getafe cada vez más exhausto, que veía como Messi empezaba a entrar en contacto con la bola y que Suárez amenazaba el área.

Los cambios no aportaron demasiado, el guion estaba escrito desde el principio y nadie iba a ser capaz de cambiarlo.

El Getafe aguantó, peleó, sufrió y consiguió lo que quería. Quizás ahora en Barcelona se tengan que tragar las palabras que pronunciaron en la primera vuelta, cuando justificaban el haber sufrido para ganar en el Coliseum con el estado del césped.

La única verdad es que el Getafe se convierte en el segundo equipo capaz de quitarle puntos al Barcelona en su feudo en este curso (después del Celta), hecho que habla muy bien de la filosofía y forma de ver el fútbol de José Bordalás, que gustará más o menos, pero no cabe duda de que es efectiva.

 

0 Comentarios

Deja tu comentario